Compartir

IDHEAS presenta demanda de Amparo contra la CEAV en representación de una víctima de tortura y desplazamiento forzado.






• La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) se niega a reconocer la calidad de víctima de Ronald James Wooden y su esposa, y a pesar de cumplir con todos los requisitos se niega a inscribirle en el Registro Nacional de Víctimas.

• La CEAV ha tardado más de 90 días en dar respuesta a la solicitud de inscripción en el Registro de Víctimas.

• Un Juez Federal ordenó a CEAV su inscripción y este órgano se niega a acatar la orden judicial.

Ciudad de México a 15 de Noviembre de 2016.

Ronald James Wooden, representado por IDHEAS, Litigio Estratégico en Derechos Humanos, el día martes 15 de noviembre de 2016, presentó una demanda de amparo contra la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) por la negativa de responder a una solicitud de reconocimiento de su calidad de víctima, negarse a inscribirle en el Registro Nacional de Víctimas (RENAVI), y cumplir con la decisión de Amparo emitida por un Juez Federal, y negarle las medidas de asistencia, protección y reparación integral del daño a las que tiene derecho de acuerdo a los establecido en la Ley General de Víctimas.

La CEAV ha ignorado recomendaciones y pronunciamientos emitidos por diferentes entidades estatales, en las que se insta a reconocer la condición de víctima de tortura de Ronald James Wooden cometida por policías municipales del municipio de Taxco- Guerrero.

Autoridades que han reconocido la calidad de víctima de James Wooden


• La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero emitió una recomendación en la que se reconoce la violación de sus derechos humanos.
• El Juez Décimo Primero de Distrito de Amparo Penal en la Ciudad de México emitió una sentencia de amparo en la que se reconoce su calidad de víctima.
• El Agente del Ministerio Público de la Federación Adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro (unidad de la PGR), reconoce a su calidad de victima dentro de la investigación llevada a cabo por la Procuraduría General de la República.

A pesar de contar con el apoyo de las recomendaciones mencionadas, la CEAV no ha cambiado su parecer generando un proceso de revictimización en contra de James y su Familia. James, quien se encuentra en una difícil situación a raíz de la tortura de la que fue víctima, remitió un escrito el 12 de agosto de este mismo año al entonces Presidente de la CEAV solicitando el reconocimiento de su calidad de víctimas e inscripción en el Registro Nacional de Víctimas. A día de hoy, no han recibido respuesta ni tiene acceso a medidas de asistencia urgente, pese al estado de emergencia que ello amerita.

“Un Juez federal de Amparo ordenó otorgarle a James la condición de Víctima sin embargo aquella que por Ley está encargada de proteger a las víctimas se la niega.”
I(dh)eas



Antecedentes del caso



El 28 de abril de 2013, James Wooden fue privado de su libertad y torturado por parte de elementos de la Policía Municipal de Taxco de Alarcón. Tras este episodio, James y su esposa, María del Carmen Carranza, sufrieron un acoso y hostigamiento constantes por parte de la misma Policía Municipal, lo que les ocasionó la perdida de sus clientes y de su negocio de artesanías, finalmente, temiendo por sus vidas, decidieron abandonar Taxco, perdiendo todo lo que tenían y convirtiéndose de esta manera en desplazados internos.

Las consecuencias para ambos han sido devastadoras. James sufrió fracturas y lesiones en varias partes de su cuerpo que no han sido tratadas hasta la fecha. Tanto James como su esposa padecen de secuelas psicológicas y no han recibido el más mínimo apoyo. A causa de su desplazamiento forzado, se encuentran en situación de extrema necesidad, careciendo de los ingresos necesarios para atender sus necesidades básicas, como puedan ser: hospedaje, alimentación o higiene personal.

Para saber más sobre el caso: http://www.idheas.org.mx/CasoJamesWooden.html

Si quiere más información sobre este u otros casos llevados por i(dh)eas no dude en contactarnos a comunicación@idheas.org.mx