Compartir

I(dh)eas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C. presenta una guía práctica para familiares de personas desaparecidas.









I(dh)eas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C. presenta una guía práctica para familiares de personas desaparecidas.

 La Guía sobre el Protocolo tiene como objetivo brindar a los familiares de personas desaparecidas herramientas técnicas que les permitan avanzar de manera certera en su lucha por la justicia y especialmente en la búsqueda de sus seres queridos.

 A casi tres años de su aprobación sigue sin implementarse el Protocolo Homologado de Búsqueda de Personas Desaparecidas e Investigación del Delito de Desaparición Forzada.

 La Ley General en la materia debe incluir los más altos estándares internacionales de derechos humanos y aprobarse de forma expedita, al igual que los nuevos protocolos de búsqueda e investigación.


I(dh)eas, Litigio Estratégico en Derechos A.C, presentó el día de hoy la Guía Práctica sobre Aplicación del Protocolo Homologado de Búsqueda de Personas Desaparecidas e Investigación del Delito de Desaparición Forzada. Esta Guía, elaborada gracias al apoyo de la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ).

El Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y la Investigación del Delito de Desaparición Forzada fue aprobado por unanimidad el 20 de agosto de 2015 en el pleno de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ) como resultado de un proceso de construcción colectiva entre la Procuraduría General de la República (PGR), las Procuradurías Generales de Justicia estatales y de la Ciudad de México, expertos y expertas en la materia, así como organismos y organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos.

Este Protocolo, obligatorio para todos los servidores públicos a nivel federal y locales, es importante ya que busca “establecer políticas de actuación y procedimientos de aplicación nacional, que contemplara las mejores prácticas para la investigación ministerial, pericial y policial de este delito, y principios de actuación para una atención digna y respetuosa hacia la víctima”.

Sin embargo, a casi tres años de su aprobación familiares de personas desaparecidas y autoridades siguen desconociendo este Protocolo y sus implicaciones, lo cual representa un obstáculo importante para el ejercicio del derecho a la verdad y la justica.

Con esta Guía, se busca divulgar de forma didáctica y práctica el contenido del Protocolo, lo anterior para contribuir al respeto de los derechos de acceso a la justicia, a la verdad, a la reparación integral de las víctimas, así como asegurar su participación corresponsable con autoridades ministeriales, policiales y periciales.

Durante la presentación de la Guía, Juan Carlos Gutiérrez, Director General de I(dh)eas, explicó que "las acciones previstas por el Protocolo Homologado y presentadas en esta Guía son aquellas que se tienen que realizar en las primeras horas para buscar a una persona desaparecida, sin embargo aplica también para casos no recientes". Agregó que « si bien la Ley General aprobada recientemente por el Senado, prevé la implementación de nuevos protocolos de búsqueda e investigación, este proceso podría tardarse hasta el mes de abril de 2018, lo anterior debido a que la Ley sigue sin ser aprobada por la Cámara de los Diputados y que las autoridades contarán con un plazo máximo de 180 días para emitir sus nuevos protocolos. Las familias no pueden esperar. Necesitan que las autoridades se hagan responsables y busquen a sus seres queridos de forma inmediata». Finalmente, resaltó que «muchos elementos de la presente Guía no se verán afectados por la aprobación de nuevos protocolos, ya que se enfoca sobre todo en definir conceptos y aclarar acciones básicas que invariablemente tienen que realizar las autoridades para localizar a la persona desaparecida y sancionar a los responsables».

Por su parte, Nancy Rosete, Coordinadora del Colectivo Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos afirmó que “en este proceso de lucha y búsqueda de nuestros seres queridos, tenemos sed de aprender, de saber. El Protocolo Homologado es útil pero muy complicado y largo, por lo que no tengo duda que esta Guía corta y práctica será de mucha utilidad para las familias, en especial para las familias que no entiendo los conceptos jurídicos. Esta Guía, nos será posible ayudar mejor a las otras familias que se acercan a nuestro colectivo”.

Fernando Domínguez de la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ) resaltó la importancia de realizar un trabajo en conjunto con colectivos y organizaciones y apoyar este tipo de iniciativas. También resaltó el interés de la GIZ de seguir colaborando con autoridades involucradas en esta materia.

Participaron también en este evento Eréndira Cruzvillegas Fuentes, Titular de la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Procuraduría General de la República, señaló que la Guía o es un aporte técnico y metodológico que nos asegura la instrumentación del protocolo, ya que nos permite identificar las diversas etapas, las acciones a realizar como los objetivos parciales que se esperan.

Igualmente destacó, que al ser una herramienta didáctica nos permite explicar el contenido del Protocolo a fin de orientar al personal sustantivo y policial de la PGR y las procuradurías locales a quienes se encargan las acciones de búsqueda e investigación de las personas desaparecidas. En la presentación la Fiscal destacó que la Guía también nos aporta elementos para identificar la participación articuladas de las instancias públicas encargadas de la búsqueda y se comprometió a contribuir en la difusión del documento con todos los fiscales del país.

Rosalinda Salinas, Directora General Adjunta de la Unidad de Derechos Humanos de la SEGOB, recordó el proceso conjunto de construcción del Protocolo Homologado en el que participaron instancias federales, actores de la sociedad civil y las distintas fiscalías del país. Manifestó que “el Protocolo podría perder su vigencia práctica, pero conservará su vigencia aspiracional”. En este sentido, insistió en la importancia de “humanizar más la información para las familias de personas desaparecidas y utilizar este trabajo de I(dh)eas como una línea a seguir para todas las leyes que ya existen”. Finalmente señaló que además de la coordinación entre las fiscalías, se requiere una coordinación entre autoridades ministeriales, policiales y periciales para alcanzar las aspiraciones del Protocolo Homologado”.

El recientemente nombrado Titular de la Comisión Ejecutiva de atención a Víctimas, Jaime Rochín del Rincón, mencionó que la Guía es un importante instrumento para garantizar los derechos de las víctimas en todo el proceso de búsqueda e investigación de las personas desaparecidas: “las víctimas tienen derechos muy claros reconocidos en la Constitución y la Ley General de Víctimas y deben ser respetados. En la Guía se detallan algunas de estas obligaciones, entre otras, la atención médica y psicológica, la ayuda para vivienda y especialmente el derecho a la protección de su integridad física y psicológica, frente a cualquier tipo de amenazas”.


La Guía puede ser descargada en formato electrónico en la página web idheas.org.mx